PORQUÉ LOS MENORES NO DEBEN BEBER ALCOHOL

menores sin alcoholEl alcohol en el cuerpo

Antes de hablar con los menores, es necesario tener información. Ésta es una buena ocasión para informarnos más a fondo sobre el alcohol y sus efectos.

Podemos definir el alcohol etílico o etanol como una sustancia formada por moléculas de carbono, oxígeno e hidrógeno. Su formula química es: CH3-CH2- OH. Las propiedades del alcohol son las siguientes: es soluble en agua, poco soluble en grasa, su estado natural es líquido, es una sustancia volátil y tiene una densidad de 0,79, menor que la del agua. Desde el momento en que se ingiere alcohol hasta que éste se metaboliza y elimina hay cuatro etapas básicas, que siguen el siguiente orden: absorción, distribución, metabolización y eliminación. El hígado se encarga de asimilar o metabolizar un 90% del alcohol ingerido;el otro 10% se elimina a través del aire espirado y la orina en cantidades casi equitativas (aunque el alcohol también se elimina, a escala muy reducida,por las lágrimas, la leche materna y el sudor).

1. Absorción

Cuando se consume una bebida alcohólica, ésta pasa por el esófago y el estómago antes de llegar al intestino delgado, donde es absorbida. Su bajo peso molecular hace innecesario un proceso de digestión: aunque una pequeña parte se absorbe a través de la boca, el esófago y el estómago, la mayor parte del alcohol ingerido pasa a la corriente sanguínea a través de las paredes del intestino delgado. Un factor importante por lo que respecta a la velocidad de absorción del alcohol en la sangre es la cantidad de alimento que se encuentra en el estómago. Si el alcohol halla alimentos que obstaculizan su paso al intestino delgado, se retrasa el proceso de absorción del etanol a la sangre. Por otro lado, se inicia el proceso de digestión de la mezcla del alcohol con el resto del contenido del estómago (bolo alimenticio).

Además, las enzimas encargadas de la degradación tienen más tiempo para actuar sobre el alcohol (éste llega con más dificultad a la sangre). Cuanto más lentamente se absorba el alcohol en la sangre, menor será el grado de alcoholemia, que es la cantidad en gramos de alcohol que hay concentrados por cada litro de sangre del cuerpo.

2. Distribución

Una vez que el alcohol llega al intestino delgado, es absorbido rápidamente y viaja por la sangre, a través de venas y arterias, hasta llegar a todos los lugares del organismo.
Al ser una sustancia soluble en agua, se absorbe con facilidad en las células de los distintos órganos y tejidos, proporcionalmente a su contenido en agua. Esto significa que, a menor proporción de agua en el cuerpo, mayor será la concentración de alcohol en él y mayor por tanto su nivel de alcoholemia.

Puesto que la proporción del volumen de agua es menor en la mujer que en el hombre, el nivel de concentración en sangre (alcoholemia) en ella resultará más alto (por ser menor el agua disponible para su disolución). Por otra parte, las mujeres tienen en el cuerpo, en general, más grasa que los varones, lo que dificultará la absorción del alcohol (puesto que éste se disuelve mal en las grasas) y, a su vez, ello favorecerá la permanencia en la sangre del etanol durante más tiempo.

3.Metabolización

El hígado es como una depuradora.

Es el proceso de transformación de una sustancia externa, como el alcohol, en otra interna que pueda asimilar el organismo. La sangre lleva el alcohol diluido hasta el hígado, donde se metaboliza el 90% de éste. En las mitocondrias hepáticas el etanol es transformado, por la acción de otras enzimas, en acetaldehído y, posteriormente, en acetato. La capacidad de metabolización del hígado es, por término medio, de 8-10 g de alcohol/hora en hombres y aún menor en mujeres, puesto que disponen de menos enzimas.

4. Eliminación

Aquella parte que no se transforma será expulsada más tarde al exterior mediante secreciones como el aliento, la orina, el sudor, la leche materna y las lágrimas. En este proceso se elimina el 10% del alcohol ingerido.

Descargar folleto FEBE