Pieza del Mes: “San José, Talla en madera policromada del último tercio del siglo XVII”, en agosto. Visitas guiadas gratuitas de martes a domingo a las 12,30 h.

Lugar: Museo de León

Público: Todos los públicos.

En qué consiste la actividad “pieza del mes”: Constituye una oportunidad para conocer más detenidamente alguno de los bienes expuestos en el Museo, mediante una explicación detallada durante las visitas guiadas, que se desarrollan gratuitamente de martes a domingo, a las 12’30 h.

Descripción histórica: La ciudad de Granada se convirtió en un poderoso centro creador a lo largo del siglo XVII pues son muchas las personalidades artísticas y sus respectivos talleres, que satisfacen buen número de encargos. Una tradición iniciada en el siglo XVI con la intención de afirmar la imaginería cristiana en un espacio vinculado durante largo tiempo al Islam.

Especialmente a partir del segundo tercio del siglo XVII la escuela granadina adquiere un protagonismo notorio y muchos de sus integrantes difunden sus creaciones más allá del marco local. Entre los artistas más conocidos de esta escuela figuran Alonso Cano y Pedro de Mena. El taller de éste último gozó de gran prestigio y pronto se sucedieron importantes encargos, como la sillería de coro de la Catedral de Málaga. Su fama llegó hasta la Corte, donde fue reclamado por don Juan de Austria.

Mena se convirtió en un gran exportador de imaginería. Las recomendaciones entre conventos, los encargos de los obispos, etc. hicieron que sus esculturas se repartieran por toda la Península, difundiéndose sus tipos iconográficos y recursos estéticos. Una peculiaridad especial de la obra de Mena es la producción de series que satisfacían las devociones particulares, lo que supuso que sus imágenes alcanzaran gran popularidad. Por ejemplo, sus numerosas representaciones de san Francisco, san Antonio, san Pedro de Alcántara…

El tema que nos ocupa, la representación de san José con el Niño, tuvo inicio en el del Museo de Bellas Artes de Granada que parte del modelo de Alonso Cano. Para la Iglesia de San Nicolás de Murcia firma otro san José de cuidada factura, con minuciosos y estrechos pliegues mirando con dulzura a Jesús. Y vinculado directamente con el ejemplo de nuestro museo, en las Carmelitas descalzas de Madrid hay una imagen del santo que contempla con ternura al niño amparado en  la protección del padre.

El san José del Museo de León, sentado, observaría al niño que debió sostener en sus brazos. El grupo ha sufrido bastantes desperfectos pero todo apunta a una pieza nacida bajo el ascendiente de Pedro de Mena. Túnica y manto están formados de finos pliegues, la postura de la imagen reproduce esquemas presentes en su obra, los rostros se apoyan en sus gestos arquetípicos… calidad técnica y expresiva se asemejan a sus maneras artísticas por lo que cabe afirmar al menos una estrecha relación con su círculo o alguno de sus seguidores cercanos.