Una muestra para difundir la memoria democrática

Organiza: Área Actividades Culturales de la ULE

Lugar: Sala de exposiciones Ateneo Cultural el Albéitar ULE

Fechas y horario: hasta el 6 de octubre de lunes a viernes de 12 a 14 h y de 18 a 20 h

TRAS LOS PASOS DE EL ECO DE LA CONCIENCIA, AQUILINO GÓMEZ

Fundamentación de la exposición

La Asociación Memoria Oral y Social (AMOS), en colaboración la Fundación por la Europa de los Ciudadanos (FEC) y la Fundación de Investigaciones Marxistas (FIM), se propuesto participar en la difusión de la Memoria Democrática a través de la exposición El eco de la conciencia: tras los pasos Aquilino Gómez, un proyecto financiado a través de la convocatoria de Memoria Democrática del Ministerio de Presidencia para el año 2022.

Si tuviéramos que resumir quién fue Aquilino Gómez podríamos hacerlo de la siguiente manera: obrero, miliciano, refugiado, resistente al nazismo, clandestino, preso político. En menos de una línea queda condensada una trayectoria vital que comenzó en A Coruña, en 1914, y que se extinguió en Burgos, en 2012. Aquilino Gómez fue un trabajador de la Fábrica de Armas de La Vega que en 1936, tras estallar la guerra, cruzó las líneas del Oviedo cercado para combatir en defensa de la República. Participó inicialmente como miliciano en las columnas anarquistas de Asturias, ingresando posteriormente en el PCE. A la caída del frente norte se trasladaría a Cataluña, donde –dada su condición de obrero altamente cualificado: ajustador matricero- trabajará en la industria bélica colectivizada fabricando aviones en Reus, a donde ha sido trasladada desde Getafe la fábrica de CASA para alejarla del frente de guerra. En el invierno de 1939 cruzó el Pirineo por Camprodón camino del exilio, yendo a parar al campo de Saint Cyprien inicialmente y al de Gurs con posterioridad. Sale de los campos para incorporarse a la industria de aviación francesa radicada en Toulouse, donde, tras la ocupación alemana, se integrará en la resistencia. Tras la liberación regresaría a España, concretamente a Asturias, como militante clandestino miembro de un Comité Regional, lo que acabó provocando su detención, tortura y encarcelamiento durante más de 12 años.

A su salida de la cárcel se estableció en San Sebastián, asumiendo responsabilidades de informador a la dirección del PCE en Francia. Tras la llegada de la democracia y su jubilación, se estableció en Burgos junto a su mujer Venancia López, hija de un maestro republicano asesinado en Estépar como parte de una “saca” en la cárcel de Burgos. Venancia había sido su “madrina de preso” durante los años de prisión, para casarse a la salida del penal de El Dueso en 1958. En sus últimos años, Aquilino dedicó una parte de su tiempo a tareas relacionadas con la memoria democrática: erección de un monumento en Mazarrón (Murcia) a las víctimas del nazismo, dignificación de la fosa común de Estépar y participación en el Comité de Memoria Histórica de los comunistas burgaleses. Como puede observarse en este recorrido biográfico su vida ofrece la posibilidad recorrer buena parte de los hitos del S.XX y de la lucha por las libertades. Hablar de Aquilino es hablar de una juventud en la Restauración, la dictadura de Primo de Rivera y la IIª República. En su etapa adulta es hablar de la guerra civil, el frente y la industria colectivizada y sobre todo, del exilio, la resistencia al nazismo, la militancia clandestina antifranquista, la tortura y la cárcel. En distintos momentos entre 1936 y 1946, arriesgó su vida conscientemente en un ejercicio de coherencia con sus ideas que él narraba restándole importancia. Dentro de la historia comunista y de los luchadores por las libertades, Aquilino se sitúa en un segundo plano, es una persona desconocida, pero un tipo de militante esencial. Representa el prototipo de combatiente antifranquista, una persona anónima, pero fundamental para sostener la lucha por las libertades democráticas.

Aquilino Gómez fue grabado en los años 2009 y 2010 por el Archivo de Fuentes Orales para la Historia Social de Asturias de la Universidad de Oviedo (AFOHSA). Esta labor dio lugar a una historia de vida y posteriormente a la edición de un documental (Donde habita el olvido, dirigido por Alejandro Zapico) y un libro fotográfico [Los pasos del recuerdo, a cargo de Xurde Margaride). Unos materiales que nos hemos propuesto recuperar para su nueva exposición y difusión.